Refugiados-Alejandro

Otro día en el infierno llamado campo de refugiados.

Es un sitio frío y oscuro rodeado de guardias controlándonos cada movimiento que haciámos y cada paso que dabamos. Dormíamos en tiendas de campaña con solo lo imprescindible para vivir: agua, mantas, una lámpara con una pequeña luz que alumbraba ni la mitad de la tienda. Es imposible vivir de  esta manera, lo que me parece más impresionante es que ningún país nos quiera, no nos deje estar allí para que acabe este infierno y poder tener una vida mejor, o al menos una vida en condiciones, porque me duele mucho que países que están en el mismo planeta y son de la misma especie que nosotros crean que somos inferiores , que solo somos un estorbo para el mundo y que les quitamos el dinero a todos ellos. Si tuviesen un poco de solidaridad y sentido común, dejarían que cada familia fuese a cada ciudad de Europa y que nosotros los niños podamos tener un futuro, y podamos estar en las mismas condiciones que la mayoría de los habitantes de este planeta , no ser considerados inferiores al resto y no tener que soportar insultos , desprecios de otras personas, poder tener agua caliente, baño privado y algo decente de comer.

Esto es un castigo para todos nosotros, estamos traumatizados por la masacre en nuestro país ,es muy duro haber perdido nuestras casas y todos nuestros objetos personales, recuerdos, rutinas que seguir todos los días:ir al colegio, jugar con mis amigos, hacer las tareas etc… se me cansan las piernas de andar de un sitio para otro en esta situación, y no me gusta ver a mis padres preocupados sin saber lo que nos depara el futuro en el grupo de refugiados, hay mucha gente mayor que no puede hacer el esfuerzo que hacen y me da miedo verlos un día fallecer o ponerse enfermos.

Me gustaría tener esperanza pero la verdad es que me esta costando mucho, mi sueño era ser futbolista, pero ahora no tengo ni tiempo ni espacio para jugar, y además, mis botas y mi pelota se quedaron en mi antigua casa, supongo que ya no quedara nada, antes mi padre jugaba conmigo, pero ahora nunca quiere jugar y está más serio que nunca, en cambio mi madre siempre me sonríe cuando le miro y le intenta sacar una sonrisa a mi padre, así que creo que tengo que esforzarme todo lo que pueda e intentar cumplir mis sueños cueste lo que cueste, afrontando las adversidades, porque mientras tenga gente a mi lado que me apoye no habrá nada que pueda pararme.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s