LOS REFUGIADOS / Ainhoa y Aymara.

Hola, somos Ainhoa y Aymara, hermanas de 14 años nacidas en Pakistán.

refugees_plyima20150902_0014_40Pero ahora  ya que nuestro país está en estas condiciones tan crueles, tanto como para  hombres, mujeres, niños, niñas, ancianos y de más. Hemos estado luchando durante muchísimo tiempo para conseguir salir de aquel terrible país.Y ahora que nos gustaría entrar y que nos acogieran en un país como España, con las condiciones que tiene, bastante más avanzadas, no nos tratan como personas que somos .Nos desprecian como si fuéramos de otro planeta distinto al suyo y no existiera el sentimiento entre nosotras, a su vez que esas personas tan supuestamente educadas y respetuosas no hacen lo que deberían hacer nosotras nos sentimos tristes, como si no fuésemos nada, nos sentimos fatal, no tenemos lugar dónde dormir, nos sentimos sucias y angustiadas.

SEMANA1

 

Hola diario, te escribimos para que sepas que aunque seguimos como llegamos, las cosas han ido cambiando un poco. La gente que pasa por las calles y nos ven tan angustiadas, sin madre ni padre que nos cuide y nos tranquilicen, nos ven solas y tristes y ahogadas en nuestros sentimientos como un pez sin su agua, o eso nos gustaría que pensaran, porque para nosotras esto que estamos haciendo es muy grande para lo poco que llevamos aprendido sobre esta vida y este mundo tan cruel. Poco a poco empezaron a ayudarnos con una pequeña botella de agua de apenas 33 cl que nos la acabábamos en tan solo un trago, también había gente que se aplicaba en dicho que dice : “No le des pescado al hambriento, enséñale a pescar” y de alguna manera nos enseñaron a sobrevivir con pequeñas y simples cosas, como ir a la fuente a beber agua, o cuando la gente esta apunto de tirar su comida porque no le gusta o ya no quiere más, cosa que a mí y a mi hermana nos cuesta mucho de creer después de venir de las condiciones en las que estábamos.

SEMANA 2

los-suenos-los-ninos-refugiados-sirios-1458134228459Esas cosas que parecen insignificantes como ir a beber a un simple fuente, solo por nuestro aspecto sucio, nuestras caras de sufrimiento y demás, la gente nos apartaba de las fuentes, nos miraban mal y en el caso más extremo…Nos  han llegado a pegar por pedir un trocito de bocadillo, que con lo más mínimo nos conformamos, que la gente se muere de hambre en los países como del que venimos, niños tirados por las calles sin fuerza para moverse por la falta de nutrición…  y aquí, gente que casi no cabe en las sillas de tanto comer, creo que es un uso abusivo de lo que por naturaleza que hace falta un mínimo y un máximo.

Y así fueron pasando los días y íbamos viendo como la gente solamente mira por sí misma, que por mucho que quieran proteger a los demás lo único que hacen es tratar a los que están fuera de lugar, a los más necesitados como si fuesen un simple cubo de basura. Y día tras día, hora tras hora, minuto tras minuto… Vamos perdiendo nuestras esperanzas.

SEMANA3

Ayer íbamos caminando por una calle donde se ve que se encontraba la gente a la que no aceptaban en el mundo de los más egoístas y perversos del planeta, o quizás no tan perversos , tan solo que no se dan cuenta de lo que hacen ni como lo hacen.

Vimos a 20 o 25 policías con escudos protectores y con armas en la mano contraria, que se nos acercaban poco a poco. A cada persona que había cruzado la frontera indebidamente, ni siquiera preguntando, solo por el aspecto que tenían, los arrastraban, empujaban, agredían, disparaban, la gente oponía resistencia, yo aterrorizada me quedé en medio de todo. Llegó mi momento, mi momento de decir adiós a este mundo… Hasta el instante en el que se escuchó un gran disparo, y por sorpresa de todo el mundo, era una niña la desafortunada que perdió la vida en el mismo momento en que me di cuenta de que no veía a mi hermana cerca de donde yo me encontraba peleando con los guardias, no sabía donde estaba, yo comenzaba a entrar en un estado de desesperación, de no saber que hacer, de que se me venía el mundo encima, de no querer seguir adelante, era un estado de pánico y terror el que tenía dentro de mi, en el momento que vi la cara de aquella niña, era el hermoso rostro de mi hermana mayor.

Los guardias estiraban de mi y nos llevaban a todos a “EL PEOR LUGAR DEL MUNDO” , un lugar donde yo tenía que seguir sola, ya sin nadie que me apoye ya que pasó lo peor que podría haber pasado, una refugiada solitaria en las peores condiciones en dirección a un lugar, si se le puede llamar así, dónde no se ve el sol, todo vallado, cada vez había menos gente. No se sabía a dónde iban a parar, pero facilmentente se podía adivinar. Todos los que estamos aquí presentes tenemos un billete al mismo lugar y ese lugar es…

 

 

(Esta historia se supone y se ve que es un diario y de la manera en la que se acaba se da a entender que es cuando llega la hora de la última de las hermanas y se acaba la historia porque ya no queda nadie para seguirla)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s