Los refugiados, Juan Fran y Pablo T.

destrozos-registrados-Duma-Damasco-Siria_LNCIMA20151030_0066_5Era el dos de Enero, ocho días después de Navidad, Rusia atacó sin piedad a las pobres ciudades de Siria, provocaron una catástrofe, más de 1000 muertos. Por suerte, las ondas expansivas no llegaron a mi casa y no nos dimos cuenta de la tragedia que había sucedido hasta que nos informaron de lo que había pasado y que la próxima oleada puede llegar a arrasar toda nuestra ciudad. Mis dos hermanos, Ahmad, de 17 años y Khaled, de 15 años, no estaban en casa cuando nos informaron de aquella terrible tragedia. Dos días más tarde mis hermanos regresaron sanos y salvos, no era extraño que no volvieran antes, pues solían estar bastantes días fuera, pero esos dos días fueron muy intensos para madre porque, obviamente, estaba nerviosísima pues pensaba que habían muerto por aquel ataque de hace dos días. Cuando estábamos todos juntos, padre y madre decidieron huir de Siria. Era demasiado tarde, justo ese día atacaron y los daños fueron tan graves que destruyeron tres cuartos de la ciudad y por ende todos los medios de transporte que podríamos haber utilizado para salir de Siria. Nosotros y poco más de la mitad de la población que habitaba en la parte destruida de la ciudad sobrevivimos porque nos escondimos en el metro, bajo tierra, como habían tantas personas Khaled y padre murieron por los misiles. Nosotros conseguimos escapar y llegar a Europa pero sin Khaled y sin padre no iba a ser lo mismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s