Refugiados – Valentín

refugiados-siriosCuando estallo la gerra de Siria, Abbas y su familia tuvieron que huir de su hogar. Vivían en un pueblo del sur del país controlado por el gobierno sírio. Intentaron resistir, pero, entre el Estado Islámico, el Frente de Al Qaeda, la oposición moderada y las milicias Kurdas, no consiguieron permanecer mucho tiempo. La crueldad llegaba a tal punto que mataban a la gente de las manifestaciones. El trayecto hacia la frontera turca tendría que haber durado año y medio, pero fue ralentizado por la necesidad de encontrar alimentos y de encontrar un refugio temporal. Si atravesaban una ciudad, podían convertirse en un blanco fácil y ser derribado por un militar cualquiera, por eso podías quedarte atrapado dentro de una ciudad mucho tiempo. El hermano pequeño de Abbas, Adnan, enfermó al poco tiempo de partir y no encontraron las medicinas necesarias para curarle. Tras más de tres años de miedo y dolor, llegaron a Turquía, pero encontraron las fronteras cerradas. Ahora siguen esperando a que alguien les ayude y les abra las fronteras a ellos y a todas las personas como ellos…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s